Maite Fonollosa

Crecí en un entorno en el que la diferencia era el hecho habitual, en el que la generosidad era el pan nuestro de cada día y en el que tanto se rezaba un rosario como se cantaba un mantra. Esto me ha dado una mirada ecléctica de la Vida, en la que todo y todo el mundo tiene la misma importancia y una razón de ser. La elección por la titulación en Pedagogía Terapéutica supongo que es un buen ejemplo.

Los años de trabajo en la Universitat de Barcelona, de Girona y en la Rovira y Virgili de Tarragona, me han traído a plantearme constantemente las necesidades de formación de maestras, pedagogos y educadores sociales para dar respuestas adecuadas a las necesidades sociales que yo misma detectaba, o que vivía de manera más o menos cercana en mi día a día como ciudadana. De esto hice una Tesis.

Posteriormente la maternidad aconteció un nuevo momento de crecimiento personal más allá del que las teorías filosóficas, educativas o psicológicas pudieran aportarme, e inicié un camino de indagación permanente que todavía continúo a día de hoy.

Por todo esto, la oportunidad de formar parte de la Universidad Vivencial, ha acontecido un espacio para poder devolver a la Vida todo aquello que me ha sido dado. Un lugar donde poder compartir mis aprendizajes con aquellas personas que también están buscando, o que quieren empezar a hacerlo para conseguir una vida más rica en matices y colores. Continuar creciendo a su lado es uno de los mejores objetivos.

Volver a quiénes somos